Salud

Trastornos de ansiedad

By  | 

¿Sabías que más de 350 millones personas a nivel mundial sufren de trastornos de ansiedad? Es uno de los diagnósticos psiquiátricos más frecuentes en los centros de Salud Mental, tanto públicas como privadas, con un indice más elevado entre mujeres y jóvenes de 18 a 30 años de edad.

Los trastornos de ansiedad abarcan varias formas diferentes de trastornos mentales y son considerados como los más prevalentes en la actualidad.  Pueden afectar a cualquier persona en algún momento de su vida, por lo que debe ser atendida y apoyada psicológicamente. El Día Mundial de la Salud Mental se celebra el 10 de Octubre  para crear conciencia sobre este trastorno, por le presentamos información clínica sobre la ansiedad.

¿QUÉ ES LA ANSIEDAD?

La ansiedad tiene una función importante relacionada con la tristeza, la ira, el miedo, la felicidad y la supervivencia.  Es una respuesta emocional de carácter  no placentero, con reacciones corporales o fisiológicos. La ansiedad en muchas circunstancias es una repuesta normal que se produce una persona percibe una posible amenaza, presentando reacciones de malestar general.

¿POR QUÉ SE PRODUCE?

La ansiedad es un trastorno multifactorial  y existen teorías de que puede tener origen genético en lo que se refiere a la predisposición para desarrollar el problema. Por otra parte, los factores externos, tales como, conflictos sociales, familiares, uso de drogas, alcohol, pueden desencadenar esta afección.

¿CUÁLES SON LOS SÍNTOMAS?

Los síntomas más comunes son dolencias físicas, nauseas, afectaciones gastrointestinales, sofocamiento o sensación de falta de aire, presión en el pecho, palpitaciones, taquicardia, sudoración, insomnio, irritabilidad.

Trastornos de ansiedad social: Una fuerte sensación de tensión o nerviosismo en situaciones sociales.

Trastornos de ansiedad generalizada: Una sensación diaria de mucha preocupación y ansiedad todos los días que dura al menos seis meses.

Trastorno de ansiedad por ataques de pánico: Una sensación súbita de miedo, el paciente tiene el presentimientos de que algo va a suceder, sin saber qué.

Trastornos de estrés postraumático: Recuerdos vívidos y atemorizantes, así como pesadillas, de un evento traumático.

Fobias:  Temor extremo a cosas o situaciones que presentan muy poco o ningún peligro real.

Trastornos obsesivo compulsivo: Pensamientos frecuentemente perturbadores que pueden provocar conductas que aparentemente no se pueden controlar. Ejemplo: Miedo a los germenes.

TRATAMIENTOS PARA LA ANSIEDAD

En Madrid existe médicos especializados para brindar efectivos tratamiento para la ansiedad. Tratamiento psicológico (regularmente se emplea la terapia), uno de dos tipos de fármacos, tales como, los Ansiolíticos y los Antidepresivos.

* Los ansiolíticos:  más utilizados pertenecen al grupo de los benzodiacepinas de alta potencia, tales como, Alprozolam, Loracepam, Diacepam, Cloracepam, etc. Reducen los síntomas de ansiedad en minutos, tanto la intensidad como la frecuencia de los episodios de angustia. Los efectos adversos de estos medicamentos se producen hay dosis elevadas y por tiempo prolongado, estas son alteraciones de la memoria, de la concentración, de la atención y somnolencia. Además pueden generar dependencia y tolerancia, lo que influiría a la pérdida de efectividad del medicamento.

*Los antidepresivos: el antidepresivo comúnmente empleado hoy en día son los ISRS (Inhibidores Selectivos de la Recaptación de la Serotonina), constituye el tratamiento de elección primario, ya que en diversos estudios la serotonina se vincula como el principal neurotransmisor involucrado en el trastorno de ansiedad. El grupo de los ISRS está integrado por la Fluoxetina, Paroxetina, Fluvoxamina, Sertralina, Citalopram y Escitalopram. Controlan la ansiedad y pocos efectos colaterales, tales como, ganancia de peso, somnolencia y disfunción sexual. Escasos efectos secundarios durante los primeros días, como nausea, incremento transitorio de la ansiedad, cefalea, etc. Es conveniente iniciar el tratamiento con dosis baja.

*Psicoterapia: consiste en eliminar los temores que pueden dar lugar a los síntomas somáticos que el paciente percibe, así con suprimir las diferentes interpretaciones erróneas de las sensaciones corporales, además de la anulación de las posibles conductas de evitación (es una afección psiquiatrica en la que una persona tiene un patrón vitalicio de sentirse muy tímida, inadecuada y sensible al rechazo) respecto a los estímulos ansiógenos (factor que genera la ansiedad).

El tratamiento combinado (Psicoterapéutico y psicofarmológico) puede ayudar en los procesos a largo plazo, ofreciendo muy buenos resultados, ayudando también a la discontinuación de la medicación, particularmente en casos de consumo de por largos períodos de ansiolíticos.

En casos de crisis lo más recomendable es la hospitalización del paciente. La terapia puede durar de seis meses a un año.