Bienestar

Cosas que te roban la energía

By  | 

¿Sabías que tienes una carga de energía asignada? Es muy importante que sepas administrar esa energía y cuidarla con mucho celo, porque hay cosas que te roban la energía. A las energías  les  fue llamada por Armstrong, latidos contados por cada cual. Es responsabilidad  nuestra utilizarla con medida para no desperdiciarla.

Somos conductores de energía y podemos generar energía sana y Divina, siempre y cuando iniciemos un proceso de desarrollo personal  que nos ayude a eliminar cualquier negatividad o destructores de la buena energía.

Que nadie camine por tu mente con los pies sucios

  1. Aléjate de personas que sólo se acercan para compartir chismes o quejas, problemas, historias tristes, noticias negativas, miedos constantes, juicios en contra de los demás. No permitas que el jardín de tu mente sea un cubo de basura para otros. Si eres tú esa persona, presta atención para que puedas eliminar este comportamiento degastador.

Chisme destructor de energía

  1. Cumple tu palabra, si no las cumples, pregúntate por qué no las has cumplido. Tienes derecho a cambiar de opinión sin sentirte culpable y tener que disculparte, o tener que negociar o compensar por una promesa no cumplida. Lo más fácil que puedes hacer para evitar cumplir con lo que no quieres hacer, es decir NO desde el principio. Si eres una persona que le da trabajo decir “No” por sentir culpa o vergüenza, piensa en el costo de esa situación molesta y lo que has tenido que pagar a lo largo de tu vida.

 Cumple tus palabras

  1. Delega o elimina aquellas tareas no que no prefieres hacer y dedica tiempo hacer las que te agradan. No debes huir de las responsabilidades, pero muchas veces por no darnos permiso, perdemos el tiempo y abandonamos lo verdaderamente importante en nuestras vidas.

Delega

  1. Permítete descansar, si lo necesitas y permítete actuar si estás frente a la oportunidad. La naturaleza no se equivoca, tiene ritmos y tu vida también.  No actuar en el momento  erróneo,  te quita energía y no parar cuando lo necesitas, también.  Si no descansas lo suficiente se puede afectar tu salud.

Descansa

  1. Recoge, desecha, organiza, pues hay muchas cosas que te quitan la energía en un espacio desorganizado y llena de cosas del pasado que no necesitas. Toma notas y revisa cada papel, ropa, artículos de hogar que no utilices y repártelo a personas que le puedan dar mejor uso.

Desecha cosas que no usas

  1. Tu salud primero, sin tu cuerpo sano, no podrás rendir al máximo. Medita, sal a caminar, haz ejercicios en medio de la naturaleza,  date un baño de mar, respira profundo, escucha tu cuerpo y elimina las toxinas.  Dialoga con tu médico y revisa si te faltan minerales o vitaminas. Ingiere comida orgánica y fresca (sin químicos, ni pesticidas). Se preventivo para evitar cualquier enfermedad y te quedes sin energías.

come sano

  1. Enfrenta las situaciones tóxicas que por mucho tiempo has tenido que tolerar, problemas con la familia o algún amigo, vecino, hasta situaciones  o acciones negativas de has tenido que dejar pasar de tu pareja; y toma las acciones necesarias.  No te resignes.  Identifica las situaciones tóxicas es relativamente fácil, muchas veces existe otra persona involucrada y en tu mente dices algo como: “Si tan solo x persona cambiara su forma de pensar o actuar…” y por ese pretexto sigues soportando.

Cosas que te roban la energía

  1. Acepta que existen cosas que no puedes cambiar o controlar, no es que te resignes, sino que te des cuenta. El no aceptar o resistirte, te roba más las energías de lo que imaginas. Entrega los problemas que no puedes cambiar a Dios, y poder fluir sin apegos hasta poder sentirte liberado, Dios te dará la solución.

Permitete descansar

  1. Perdona, y deja ir esa persona o situación que te afecta tanto y causa tanto dolor. Intenta no recrear recuerdos negativos en el jardín de tu mente. Sobretodo Perdónate; todos los seres humanos cometemos errores, pero reprocharte constantemente sólo te desgastará, empieza a perdonarte desde hoy.

Perdonate a ti mismo

  1. Construye una relación con Dios; tu amor hacia él es la fuente más grande de energía. Los miedos, la culpa, los remordimientos, el rencor y la ira son los bloqueadores de la fuente de energía.  Enfócate en tu presente, porque vivir en el pasado o vivir pensando en el futuro sólo roban tu energía.

hand reaching towards glowing light from corner

  1. No tires desperdicios ni compres cosas innecesarias; poco a poco nos estamos comiendo el planeta. Al final todo regresa a ti, vives en este mundo que es tu hogar y la de los tuyos.  Siembra árbol o algunas plantas que den armonía a tu hogar o entorno, verás que te sentirás mejor y te cargarás de energías renovadas. Usa  tu energía para crear, no para destruir.

nos estamos comiendo el planta

Toda tu energía va hacia donde está tu atención. Tienes una fortuna, una vida con propósito, Dios te ha regalado un día más, úsalo con conciencia. Piensa que detrás de cada situación difícil, hay una gran enseñanza.

sal a caminar

Llora, ríe, habla, canta, escribe, haz ejercicios y sé feliz.

Comparte esta información a las personas que les pueda servir.