Salud

Vestirse después de un Accidente Cerebrovascular

By  | 

ROMA. Italia.- Los trabajos con mayor estrés pueden ocasionar un ACV (Accidente Cerebrovascular)  y cambiar por completo la vida de las personas afectadas y de sus familiares.

El ACV o ictus, puede comenzar de manera súbita trayendo como consecuencia la interrupción del flujo sanguíneo a una parte del cerebro, que se define como isquemia cerebral o la rotura de una arteria o vena cerebral conocida como hemorragia cerebral.

Cualquiera sea el caso las consecuencias en el cerebro son notables y se reconocen fácilmente por su afectación en el habla (afasia), en el campo visual, auditivo, movilidad física (hemiplejía) o emociones en la persona que la padece.

Las actividades de la vida diaria sufren alteraciones, tareas como vestirse, bañarse, cocinar, conducir, comprar deben replantearse con la participación de toda la familia después de ictus o ACV.

Sin duda alguna pueden presentarse confusiones en el rediseño de las actividades que después del ictus, el paciente pudiera seguir desarrollando con autonomía e independencia, para ello juega un papel importante el acompañamiento de un especialista en rehabilitación.

El italiano Valerio Sarmati, fisioterapeuta especialista en rehabilitación neurocognitiva confirma la presencia de dichos cambios en la vida diaria de un paciente post ictus.

“Cambian las habilidades, cambia la forma de vestirse, por ejemplo dejamos de tener una camiseta  con muchos botones, porque  necesitaremos de alguien que nos ayude con un botón  ya que la mayoría de las persona movilizan una mano y con una mano se hace cuesta arriba abotonar, sobre todo considerando el lugar donde se encuentra el botón y la cantidad de los mismos”, explicó.

En el caso de la mujer, asegura Sarmati, quien ha publicado en revistas italianas de renombre acerca de la rehabilitación neurocognitiva, la mujer cambia el hábito respecto al calzado, los tacones pasan a un segundo plano y se hace uso más frecuente de zapatos deportivos.

“Porque cuando existe un ACV surge un problema para la gestión de nuestro pie cuya tendencia es estar de lado, por ello se recomienda zapatos cómodos y cerrados para que el pie esté sujeto. La persona también se puede ayudar a calzarse con una manga destinada para tal fin”, señaló.

Cambio de vida, cambio de estilo

La rehabilitación ayuda a que los sobrevivientes de un accidente cerebrovascular aprendan de nuevo las habilidades que pierden cuando se daña parte del cerebro.

Además de reaprender, la mayoría también se ve obligado a cambiar su estilo o mejor dicho, su forma de vestir.

Como lo explica Sarmati, director de Telerehabilitación ante Stroke Therapy (R)evolution, la tendencia de los pacientes es hacia una moda deportiva por ser más simple y cómoda.

La mayoría de las personas que usan ropa sport, pueden vestir solos, es decir, sin ayuda.

En el caso de los pacientes post ictus hay quienes niegan aceptar esa ayuda, como una forma positiva de obligarse a realizar movimientos que formen parte de su rehabilitación, “pero no todas las personas tienen la misma actitud”, aseguró Sarmati.

Gestión familiar

La participación de la familia en la recuperación del paciente es imprescindible, cada integrante juega un papel fundamental al momento de la rehabilitación, por lo que también deben conocer el alcance de la ayuda que deben prestar.

“A la hora de vestirse, también influye la gestión familiar, muchas veces hay pacientes que tienen movilidad en las dos manos, en las dos piernas y descubrimos que cuando tienen que ducharse necesitan la ayuda de su  familiar, novia, novio, esposo, esposa, pareja,   y nos preguntamos ¿por qué? si puede mover todo, descubrimos un hábito que se instaura al principio de la rehabilitación cuando recibe toda la ayuda por no tener aún autonomía.

Es responsabilidad del familiar reducir esta ayuda  y dejar de hacer cosas que no son tan necesarias como por ejemplo ayudar a ducharse”.

Sarmati, quien trabaja desde hace 15 años con la rehabilitación neurocognitiva, gracias a su maestro, el italiano Carlo Perfetti, afirma por experiencia que los hombres son quienes requieren más ayuda en su rutina diaria.

Entre los familiares con mayor disposición a brindar esa ayuda, se encuentra la pareja, tal vez por un asunto de cercanía e intimidad y del compromiso de estar al lado de ese compañero o compañera de vida en las buenas y en las malas.

Sin embargo, menciona Sarmati que no siempre es así, “en el caso de las personas mayores siempre se presenta problemas para recibir ayuda, contrario a un paciente más joven, son muy pocos los familiares que se comprometen para hacerse cargo de ellos.

Nuestro trabajo se enfoca en enseñarles a los familiares como tratar con el paciente y ayudarlo en su proceso de recuperación”.

Aproximadamente un 60% de las mujeres presta la ayuda  y es capaz de llevar a cabo la serie de ejercicios de rehabilitación que le corresponda hacer a su esposo, mientras el 30%  de los hombres se hace responsable en liderar los ejercicios que tuviera que ejecutar su esposa. En esos casos siempre interviene un hijo para tomar la batuta, para Valerio Sarmati es una verdad aunque le duela decirlo.

Rehabilitación

La rehabilitación neurocognitiva, nace en Italia a finales de los años 60 gracias al investigador italiano Carlo Perfetti,  profesor de Valerio Sarmati.

Aunque con el paso del tiempo, sigue desconocida por muchos, Sarmati se esfuerza en promover esta rehabilitación que va dando frutos en sus pacientes.

Todos pueden beneficiarse de esta rehabilitación que incluye una modalidad a distancia, que permite, gracias a las telecomunicaciones, ahorrar tiempo y dinero a las familias que llevarán a cabo los ejercicios en el centro de su hogar con el acompañamiento de un especialista.

No solo la familia, también los profesionales de la fisioterapia están en el ojo de Sarmati, presidente del Gruppo Ictus Emiplegia Onlus, para la formación y multiplicación de estos conocimientos con el fin de beneficiar la mayor cantidad de pacientes que se encuentren en cualquier parte del mundo.

“Quiero que la telerehabilitación sea inclusiva, que todas las personas puedan hacer la rehabilitación neurocognitiva  sin que tengan  que invertir demasiado en su recuperación”, destacó.

Valerio Sarmati es un fisioterapeuta italiano que permitió el desarrollo de la telerehabilitación en el ámbito neurológico y más específicamente de la rehabilitación post accidente cerebrovascular.

Basó la creación de su modelo de telerehabilitación en la participación de la familia en los cuidados del paciente hemipléjico.

Es un modelo replicable en todo el mundo y espera poder convertir en poco tiempo la rehabilitación neurocognitiva y la telerehabilitacion, en un bien para la comunidad al cual todos los pacientes y familiares del mundo puedan acceder libremente.

Los estudios del Prof. Perfetti fueron fundamentales para el crecimiento de la ciencia de la rehabilitación y aun siendo increíblemente innovadores, merecen una difusión de amplio alcance.

Lo más importante es tratar la rehabilitación con un personal capacitado y sentir la garantía de estar en buenas manos.

Prensa Valerio Sarmati.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *