Enfermedades de los pies

By  |  0 Comments

Existen una serie de enfermedades de los pies que afectan nuestra salud, pero no tomamos en cuenta que muchas de ellas entran por esta parte de nuestro cuerpo, y para detectarlas debemos buscar  médicos calificados que nos proveerán directamente de una solución eficaz para obtener  de vuelta nuestra  salud.

Resulta increíble, pero lo pies poseen puntos específicos que van ligados directamente a los diferentes órganos del cuerpo. Para saber más sobre el tema, hemos consultado a unos podólogos en Sevilla los cuales nos detallan las enfermedades más comunes de los pies.

Enfermedades de los pies más comunes son:

  • Onicopatías: Donde se engloban distintas patologías que afectan las uñas de los dedos de los pies.
  • Caída del arco: Es conocido también como pie plano.
  • Verrugas plantares: Son verrugas que salen en la planta del pie.
  • Callos: Engrosamiento de la piel por presión o fricción.
  • Juanete: Es una de las enfermedades de los pies más frecuentes, mayormente por el uso de calzados estrechos.
  • Pie diabético: Es una patología producida por la diabetes, debe ser cuidado con por las consecuencias graves, llegando muchas veces a las ulceras.
  • Hongos que causan mal olor: Siendo uno de los casos de enfermedades en los pies más frecuentes.

Muchas veces el uso de calzado inadecuado puede causar estos problemas de salud, también la edad y el sobrepeso.

Mal olor en los pies resulta una situación muy molesta para los que conviven con una persona que enfrenta esta situación. También es llamado bromhidrosis, que es producido por la descomposición de las bacterias del sudor, que se convierte en amoníaco y ácidos grasos, siendo estos los que producen ese mal olor a los pies, y es debido a la falta de luz y muchas veces a la excesiva transpiración.

Puede darse por varias causas:

  • Es muy habitual el mal olor en los pies durante la pubertad debido a los cambios hormonales; las glándulas sudoríparas comienzan a tener una mayor predisposición al alterarse y a cambiar produciendo exceso de transpiración.
  • Es común en adultos que practican algún deporte  o personas que pasan mucho tiempo con calzado cerrado, puede producirse por mal apoyo del pie, liberando sudor por estrés.
  • Por el uso de calcetín o calzado inadecuado, no dejando transpirar los pies produciendo la obstrucción de los poros.
  • La época de verano la traspiración es mucho mayor que en otras estaciones del año.

¿Cómo se puede evitar el mal olor?  Lo primero que debe hacer es visitar un especialista en el área  o podólogo, quien realizará un estudio para identificar las causas de la sudoración en los pies y orientar sobre el tratamiento exacto.

Usar un buen calzado, buenos calcetines, talco, jabones con PH con un rango de 3.5 y que eviten la formación de bacterias haciendo que el mal olor desaparezca.

Existen otros métodos como:

El  uso de Botox, anticolinérgicos y cirugía, pero estos métodos deben ser aconsejados por un podólogo con alta experiencia, quien además de brindar un tratamiento  oportuno, va a trabajar en el sistema emocional del paciente para que pueda controlar sus hábitos alimenticios, ya que también algunos alimentos contribuyen a que se presente el mal olor.

Es muy importante que tengas en cuenta este especialista de la salud, pero ¿Sabes qué es la podología? Pues bien, es una rama de la medicina que tiene como objetivo, el estudio y diagnóstico para el tratamiento de enfermedades que afectan el pie.  En este sentido el podólogo es un especialista calificado, quien  atreves de una ardua preparación académica, trabaja en el estudio para el diagnóstico oportuno de las enfermedades del pie y tobillo.

Los podólogos juegan un papel muy importante en la salud ya que cubren una serie de aspectos.

 Recuerda siempre llevar estos consejos de salud:

  • Limpieza diaria de los pies con un jabón o gel con el ph para los pies.
  • Secarlos correctamente, para evitar la aparición de micosis o pie de atleta.
  • Cortar las uñas adecuadamente. Jamás compartir utensilios con otras personas.
  • Evitar el sedentarismo para tener una buena circulación.
  • Siempre evitar los calzados estrechos.

Siempre consulta con tiempo al podólogo ante cualquier anomalía. Los especialistas de la salud, recomiendan consultar mínimo una vez al año y así evitar problemas de salud en los pies.

¡Queremos escucharte! Comenta