Palabras con poder

By  |  0 Comments

Nuestras palabras están estrechamente relacionadas con nuestra actitud y con nuestras creencias, pero a veces he pensado ¿Es mi actitud la que da lugar a mis palabras o son mis palabras que condicionan mi actitud? Todo está estrechamente relacionado con nuestra actitud y a la vez con nuestra creencias.comunicación

El cuidado de nuestro  lenguaje es una herramienta vital y poderosa para condicionar nuestros resultados en la vida. Al observar como habla una persona, nos está dando una pista sobre su sistema de creencias, que muchas veces está en su nivel de subconsciencia.

actitud positivaLa forma en la que nos expresamos y como nos comunicamos está afectando a nuestra actitud, de igual forma la actitud que tenemos ante algo, origina nuestra manera particular de comunicarnos.

Saber comunicarnos implica un sinfín de cosas que van desde: entender a otros, hablar limpia y claramente (sin desperdicios), es decir, hacerse entender, comprender mejor lo que sucede en nuestro entorno y con los demás, saber influenciar, crear una conexión profunda con el interlocutor, ganarse la confianza y fomentar el respeto, entre otros.

La comunicación básica implica dominar tres grandes aspectos:

  • Lo que decimos (las palabras utilizadas).
  • La manera en que lo decimos (tonos).
  • La forma en que actuamos (expresión facial y corporal).

Las seis C para una excelente comunicación:

Seis C

Por eso es muy importante, que si quieres algo solo debes pedirlo. Suena extraño, ¿verdad? Pero esta es  la realidad, estamos acostumbrados a quejarnos constantemente y a decir lo que no queremos. Es en ese momento entonces donde nuestro cerebro se enfoca, justamente en eso que NO queremos y abandona las opciones de centrarse en lo que deseamos, de este modo perdemos muchos recursos que podíamos utilizar para alcanzar nuestros deseos.

Así de fácil, el cerebro tiene unos mecanismos de funcionamiento muy precisos y claros, es decir, no entiende los mensajes negativos.  Por ejemplo: Si yo te pido que piense en un limón, de inmediato tu cerebro acudirá a la base de datos donde tiene guardada su representación de lo que es un limón y lo visualizarás.

Pensar

Pero si te pido que no pienses en un pastel de chocolate, tu cerebro se rehúsa al NO, y busca en su archivo ese dato de la representación del pastel de chocolate y lo visualizarás.  Ha omitido completamente el NO.

NO

                               “Las palabras son mágicas, quien pronuncia lo que quiere, consigue lo que necesita”.

Cuando hablamos debemos tener especial cuidado en hablar de manera afirmativa o positiva, para manifestar lo que realmente se desea y salir de la actitud de queja constante. Te darás cuenta que con un pequeño cambio en tu vocabulario y actitud, verás  manifestadas resultados altamente efectivos y positivos.

 

¡Queremos escucharte! Comenta